Foto Joan Sancho.

Pionero del fútbol americano en nuestro país (se fundó en 1987), Badalona Dracs es también uno de los clubes más laureados del panorama nacional. Los badaloneses ganaron la primera liga celebrada en nuestro país en 1988, en la que también participaron L’Hospitalet Pioners, Barcelona Búfals y Barcelona Boxers, y desde la creación de la actual LNFA, en 1995, han conseguido sumar más títulos que nadie, con ocho.  L’Hospitalet Pioners (6) y Valencia Firebats (4) le siguen en el podio de un palmarés que esperan ampliar este próximo sábado en Gijón.

La final contra Murcia Cobras, inédita en la historia del torneo, será la decimosexta presencia de Dracs en el partido por el título.  Y la sexta final consecutiva para un equipo que viene de ser campeón en 2016 (41-14 ante Valencia Firebats en la final) y 2017 (56-14 ante Reus Imperials). El reto es sumar el tercer título consecutivo y añadir el noveno entorchado a las repletas vitrinas de un club que también se ha convertido en un habitual de las competiciones europeas. El año pasado fue el primer equipo nacional en participar en la Big6, uno de los torneos más fuertes del concierto europeo, y esta temporada ha vuelto a brillar en la EFL, donde consiguió vencer en feudo de los actuales campeones de esta competición,  Thonon Black Panthers  (20-37).

Bajo la batuta de Óscar Calatayud, ex jugador del equipo y que esta temporada cumple su decimotercera campaña como Head Coach, Dracs ha ido construyendo un proyecto muy sólido que en las últimas cuatro temporadas ha sumado tres ligas y un subcampeonato. Este año los de Badalona se plantan en una nueva final sin conocer la derrota y con la vitola de favoritos, por su potencial y experiencia. En la liga regular sumaron seis victorias en seis partidos y con la llegada de los “playoffs” dieron buena cuenta de Gijón Mariners en cuartos de final (78-12) y de Osos Rivas en semis (48-0).

“El calendario, con la ausencia de última hora de Reus Imperials en nuestro grupo,  ha dificultado poder coger ritmo de competición y  mantener a la gente enchufada toda la temporada, pero a la vez llegamos más descansados.  El año pasado llegamos a la parte final de la temporada con muchas lesiones, tras un duro partido en la Big 6, y en este sentido creo estamos mejor que la temporada pasada a estas alturas”, explica Óscar Calatayud, que se muestra optimista y confía que su equipo despliegue su juego habitual para conquistar un nuevo entorchado.  Calatayud apunta que dominar desde el primer cuarto será clave, ante unos Murcia Cobras que no lo podrán fácil y que saldrán a por todas: “Han ido mejorando las últimas temporadas y este año se han reforzado muy bien. Sus dos americanos son de nivel y vendrán con muchas ganas. Además defensivamente han estado muy sólidos todo el año”.

Dracs cuenta con un bloque nacional muy consolidado y se ha vuelto a reforzar con acierto. El “quarterback” Sergi Gonzalo (22 pases de “touchdown” en la liga regular) ha cuajado otro gran  año y su entendimiento con Brandon Ravenel, uno de los fichajes extranjeros, ha sido vital en el rendimiento del equipo. Ravenel se ha convertido en una pesadilla para las defensas rivales, siendo el máximo anotador del equipo y de la competición. Junto a él, el polivalente Lorenzo Melchiorre, capaz de jugar de QB, de receptor, de corredor y de “defensive back”, ha sido otra pieza clave. El juego aéreo es el punto fuerte de los badaloneses, ya que además de Ravenel y Melchiorre Sergio Gonzalo tiene otras opciones de garantías para lanzar el balón: el receptor Guillem García, que también ejerce de “kicker”, y el “Tight End” Raúl Cernuda, otro jugador desequilibrante. Los de Óscar Calatayud, sin embargo, no descuidan el juego terrestre. Además de la velocidad de Lorenzo Melchiorre, el técnico badalonés dispone de dos “runningbacks” de gran nivel, como son Edu Morlans, MVP de la pasada final de liga, y Javi Fernández.

El buen trabajo en la línea, tanto en ataque como en defensa, es otra seña de identidad del equipo, que defensivamente también se ha mostrado muy seguro. Una defensa liderada por Felipe Archilla en la línea y por el “linebacker” norteamericano Mitch Sanders, que se ha erigido en pieza fundamental. Junto a ellos, el también “linebacker” Àlex González Posito o los “defensive backs” Albert Pascual y Cesar Brugnani son otros nombres propios del vigente campeón, que con el permiso de Murcia Cobras intentará retener su corona.