Fotos Lola Morales.

 

Un total de 26 equipos volvieron a convertir la Ciudad Deportiva de Calatayud en el epicentro del “flag football”, con la disputa de la Spanish Flag Bowl Youth. Durante dos días los más jóvenes buscaron alzarse con el título nacional en las categorías sub17, sub15, sub13 y sub11, en una competición apasionante que en varias categorías se resolvió en el último suspiro. Barcelona Pagesos (sub17), Barberà Rookies (sub15), Vinaròs Ironmans (sub13) y Sarrià de Ter Wolves (sub11) se alzaron con la copa de campeones y Xavi Gómez Cadena (Pagesos), Pau Romeu (Rookies), Sebastián Casajuana (Ironmans) y Aniol Magí (Wolves) conquistaron el galardón de MVP.

Molina Vipers, que en 2017 fue el gran dominador del torneo y llegó a las cuatro finales,  conquistando tres títulos, volvió a realizar un gran papel, pero en esta ocasión tuvo que conformarse con tres subcampeonatos, mientras que el equipo sub11 de Barberà Rookies, que contó con los jugadores más “peques” del torneo,  fue uno de los más ovacionados en la entrega de trofeos que cerró la competición, con la presencia del presidente de la Federación Española de Fútbol Americano (FEFA), Enrique García de Castro, y el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda.

Barcelona Pagesos se proclamó campeón sub17 tras ganar en la final a Vinaròs Ironmans en la prórroga (39-33). Tras ir perdiendo por dos “touchdowns” de diferencia, Pagesos remontó y el partido llegó a la prórroga tras cerrar el tiempo reglamentario con empate a 33. En el tiempo extra los de Barcelona consiguieron acabar con el sueño de Ironmans, que realizó una grandísima final. Pagesos , que el año pasado tuvo que conformarse con el subcampeonato tras caer ante Molina Vipers, se tomó este año la revancha, ya que en semifinales eliminó precisamente al equipo de Molina de Segura (45-19). En la otra semifinal, Vinaròs Ironmans venció a LG OLED Las Rozas Black Demons (14-12) en un emocionante encuentro. Curiosamente, en la fase previa celebrada durante la jornada del sábado (con los 9 equipos participantes divididos en tres grupos de 3), Pagesos fue el único semifinalista que perdió un encuentro y se clasificó como mejor segundo de grupo, mientras que Black Demons, Vipers e Ironmans lo hicieron invictos. A la hora de la verdad, sin embargo, los barceloneses impusieron su ley para levantar la copa de campeones.

En la categoría sub15, con 7 clubes participantes, Barberà Rookies se proclamó campeón invicto. En la fase previa del sábado dominó la liguilla ganando todos sus encuentros (4-0 de balance) por delante de Molina Vipers y Osos Rivas, que perdieron un encuentro (3-1) y de LG OLED Las Rozas Black Demons, que terminó cuarto (2-2). Ellos fueron los cuatro protagonistas de las semifinales, donde Rookies tumbó a Black Demons (34-6) y Vipers hizo lo propio con Osos Rivas (37-18). Ya en la final, Rookies no dio opción a Vipers (30-20), que tuvo que ceder la corona conseguida hace un año precisamente ante los de Barberà del Vallès.

En sub13, Vinaròs Ironmans consiguió la victoria en la final ante Molina Vipers (20-7) y cerró un torneo perfecto, ya que también dominó con autoridad la fase previa del sábado, sin perder ningún encuentro (4-0). Con 5 equipos participantes, el sistema de competición contempló una primera fase de liga todos contra todos y los dos primeros clasificados se jugaron el título en la gran final. Un formato que también rigió el torneo sub11, donde Sarrià de Ter Wolves se alzó con el campeonato en una final de infarto. Tras dominar la fase previa (4-0), Wolves se midió en la gran final a Molina Vipers (segundo en la previa con 3-1), en un encuentro de auténtico infarto (26-25). El título parecía que viajaría a Molina de Segura, pero Wolves, en el último suspiro, anotó para llevarse la copa a tierras catalanas. Todas las finales se emitieron por streaming y podéis revivirlas en el canal de Youtube de FEFA.