Fotografía: Lola Morales

Día histórico para Santiago Black Ravens. El equipo gallego jugó su primera partido en la máxima categoría del fútbol americano nacional en Las Rozas, aunque la fiesta no pudo ser completa. LG Oled Black Demons, campeones de la Serie B en 2017, no dieron opción a los compostelanos, que pagaron su inexperiencia (46-0) en su primer partido en la Serie A. El corredor Marcos de la Mata (3 “touchdowns”) y el receptor norteamericano Timothy Crenshaw (2) lideraron la ofensiva de los madrileños, que sentenciaron el choque por la vía rápida.

El encuentro quedó resuelto en un primer cuarto donde Black Demons fue una apisonadora. Marcos de la Mata abrió el marcador con una carrera y tras un “fumble” recuperado Javier Carrasco situó el 14-0. El primer pase de “touchdown” del QB Jason Gaines a Timothy Crenshaw fue otro mazazo para los gallegos, que en el ataque posterior encajaron dos puntos más con un “safety (22-0). De nuevo Crenshaw, en otra jugada de pase, y De la Mata, en el juego terrestre, situaron un concluyente 38-0. Con todo decidido, el choque perdió ritmo, aunque en el último cuarto llegó otra anotación. Marcos de la Mata, con una nueva carrera, situó el definitivo 46-0 en el marcador.