Foto Toni Miquel Oliva.

 

Los vigentes campeones no dieron opción a Gijón Mariners en su debut en los “playoffs”. Los asturianos, además, llegaron a Badalona con ausencias importantes, como la de su receptor estrella Hilario Lantarón, y no pudieron contener a un equipo de Badalona que funcionó como un reloj y que sueña con levantar su tercer título consecutivo.

Los de Óscar Calatayud, muy superiores, sentenciaron la eliminatoria en la primera mitad, donde consiguieron un concluyente 51-6. Sergi Gonzalo dirigió el poderoso juego aéreo badalonés lanzando cinco pases de “touchdown” en esa primera mitad, dos a Lorenzo Melchiorre, dos más a Raúl Cernuda y el quinto a Brandon Ravenel, que además anotó otro “touchdown” en un espectacular retorno de “kickoff”. Javier Fernández, con una carrera, completó la anotación de los badaloneses en ese primer tiempo, donde Mariners sólo pudo romper en una ocasión la defensa local. Fue gracias a una espectacular carrera de 60 yardas de Alejandro Herrero, que alcanzó la “end zone” tras zafarse de varios placajes.

En la segunda mitad la defensa de Dracs tomó protagonismo, sumando dos “touchdowns” tras recuperar dos “fumbles”. En las dos ocasiones fue Micky Genabat quien anotó para los badaloneses, que siguieron ampliando las diferencias con dos pases de TD de Lorenzo Melchiorre, que en la segunda mitad relevó a Sergi Gonzalo como “quarterback”, a Brandon Ravenel i Guillem García. Por parte de Mariners, Alejandro Herrero cerró el marcador de los asturianos tras recibir un buen pase de Marcos Martínez.