Fotografías: Lola Morales

Segunda victoria para LG Oled Las Rozas Black Demons, que le permite encabezar la clasificación del grupo C. El equipo roceño venció en feudo de Gijón Mariners (14-39), en un partido que dominó desde el primer cuarto. La pareja Jason Gaines-Timothy Crenshaw, en el juego aéreo, y el corredor Marcos de la Mata, en el terrestre, lideraron la ofensiva de los “Demonios”, que fue capaz de mover con asiduidad las cadenas. Mariners, en el segundo cuarto, plantó cara y se acercó en el marcador (14-19), con Marcos Martínez e Hilario Lantarón monopolizando el ataque, pero la remontada se quedó ahí.

El primer parcial marcó el partido y obligó a Mariners a ir a remolque. Un pase de Jason Gaines al receptor alemán André Feuerherdt abrió el marcador para los pupilos de Sebas López (0-7), que poco después ampliaron su ventaja con un “field-goal” transformado por Jesús García-Valcárcel (0-10). Mariners no conseguía dar réplica y, además, encajaba dos puntos más con un safety  (0-12). Todo cambió, sin embargo, con el cambio de cuarto. La conexión Marcos Martínez-Hilario Lantarón comenzó a carburar y los asturianos recortaron diferencias (7-12). Una recepción de Timothy Crenshaw contuvo la remontada local (7-19), pero de nuevo un pase de Martínez a Lantarón restableció el intercambio de golpes (14-19). Parecía que el partido entraba en una nueva fase de equilibrio, pero una carrera de Marcos de la Mata justo antes del descanso supuso un mazazo para los asturianos (14-26 en el intermedio).

En la reanudación el técnico de Gijón Mariners, Daniel Castañón, se la jugó con un “onside kick” para recuperar el balón y la apuesta le salió a la perfección. La jugada sorprendió a Black Demons, que perdió la posesión. Mariners tenía un nuevo ataque para reducir las diferencias, pero cometió un “fumble” que resultó letal. El oval pasó de nuevo a manos de Black Demons, que se plantó en la “red zone” y no perdonó. El QB Jason Gaines, con una carrera personal, anotó un nuevo “touchdown” que ya decantó definitivamente el choque (14-33). Mariners lo siguió intentando, pero sin acierto, mientras que Black Demons pudo ir consumiendo el reloj con su juego terrestre. Marcos de la Mata, ya en el último cuarto, redondeó la victoria del equipo de Las Rozas con el segundo “touchdown” en su cuenta particular.