Foto Manuel Alende.

Osos Rivas dio un paso de gigante para meterse entre los cuatros primeros del ranking de la Serie A y conseguir el billete directo para los cuartos de final. No podía fallar en feudo de Santiago Black Ravens y no lo hizo, ganando por 0-37 y sumando su sexta victoria (6-1). En la última jornada Osos recibirá a Gijón Mariners en un partido donde tendrá que certificar esa clasificación, ya que Coslada Camioneros (5-2), que jugará en campo de Valencia Giants, le podría quitar ese privilegio.

A pesar de lo abultado del resultado, Black Ravens realizó un buen partido y tuvo ocasiones para anotar. La mayor calidad y experiencia de la plantilla de Osos, sin embargo, acabó marcando las diferencias. Los de Jesús Sánchez empezaron a decantar el choque en el primer cuarto, con un parcial de 0-17. Álvaro Guitián inauguró el marcador al transformar un “field-goal” (0-3) y poco después Mario Flores y el propio Guitián anotaron los dos primeros  “touchdowns” del encuentro. Jorge Ruiz, antes del descanso, situó el 0-24 con el que se llegó al intermedio. Tras el paso por los vestuarios, el partido se igualó. Black Ravens lo intentó hasta el final, pero su gran esfuerzo se quedó sin premio. Osos, por el contrario, sí que pudo ampliar su ventaja, con dos “touchdowns” del corredor Eduardo Palacín.