Fotografía: Alejo Pardo.

Tras caer “in extremis” ante Black Demons hace una semana (35-37), Osos Rivas no falló ante Santiago Black Ravens (46-0) en partido del Grupo C y sumó su segunda victoria de la temporada. Los gallegos, novatos en la categoría, dejaron momentos de buen “football”, pero a la vez acusaron su inexperiencia ante el conjunto de Rivas, con muchos años a sus espaldas en la élite del fútbol americano nacional.

Jesús Sánchez, Head Coach de Osos, dio minutos a todos sus hombres y el joven “quarterback” Sergio Barbero salió de titular para dirigir la ofensiva madrileña. Osos, sin embargo, abrió el marcador gracias a su defensa. Tras una buena salida de Black Ravens, moviendo el balón en su primer “drive”, Rodrigo Gardeta interceptó el oval para anotar el primer “touchdown” del encuentro (6-0). Poco después, los madrileños ampliaron su ventaja con una carrera de Eduardo Palacín (13-0 con el extra-point de Álvaro Guitián).

El partido quedó definitivamente sentenciado en el segundo parcial, en el que Osos anotó en cuatro ocasiones. La primera, con un pase de Sergio Barbero a Emilio Martínez, que situó el 20-0. Luego entró en acción el QB titular de los madrileños, el norteamericano Gabe Losada, que conectó con Clinton Greenaway y Mario Flores para seguir aumentando la ventaja (33-0).  Antes del intermedio una nueva intercepción, de Sergio de la Torre, situó el 40-0 con el que se llegó al descanso.

En la reanudación, Osos continuó con sus rotaciones y Sergio Barbero volvió a dirigir el ataque para conectar con Álvaro Guitián y establecer el definitivo 46-0. Los gallegos, a pesar del resultado adverso, siguieron peleando y en los compases finales tuvieron sus oportunidades para anotar.  La más clara, tras bloquear “un punt” que les otorgó una muy buena posición de campo. Lo intentaron, pero el marcador ya no registró cambios.