Fotografías: Noa Broadcast.

Tras vencer a Mallorca Voltors (0-18), Valencia Firebats sumó el segundo triunfo de la temporada frente a L’Hospitalet Pioners (32-6). Los catalanes, en su regreso a la Serie A, no consiguieron resquebrajar la mayor solidez de los valencianos, que se sitúan al frente del grupo A. Firebats hizo mucho daño con su juego aéreo, dirigido por el QB norteamericano Justin Sottilare, que lanzó para más de 300 yardas con 2 pases de “touchdown”. Pioners comenzó bien el encuentro, con un Khalid Ali que demostró su movilidad desde la posición de “quarterback”, pero una pérdida de balón con 7-0 en el marcador, que acabó en “touchdown” valenciano, minó la confianza de los pupilos de Ramón Figueroa.

En el primer cuarto Firebats abrió el marcador con su único “touchdown” de carrera, anotado por Nayim Mohamed (7-0). Pioners, en su turno ofensivo, movió las cadenas y se plantó en la “red zone”, pero cuando parecía que iba a igualar la contienda, un mal pase de Khalid Ali hacia atrás terminó en un “fumble” retornado para “touchdown” por un atento Nayim Mohamed en tareas defensivas. Una acción que fue un mazazo para Pioners. Firebats, con la tranquilidad del 14-0, empezó a bombardear la secundaria catalana en el segundo cuarto y sentenció el choque. Un pase profundo de Justin Sottilare a Agustín Gaitán situó el 21-0. Y antes del intermedio el QB estadounidense conectó con Alejandro Silvestre para el 29-0.

Tras el paso por los vestuarios, con todo decidido, el partido bajó muchos enteros. Pioners falló un intento de “field-goal” para inaugurar su casillero, mientras que Agustín Gaitán sí que acertó con una certera patada para anotar tres puntos más para Firebats (32-0). Pioners, a pesar del resultado adverso, no bajó los brazos y su insistencia tuvo premio en los compases finales, con un pase de Khalid Ali a Víctor Martín.