Fotografía: FEFA.

Cuarto triunfo de la temporada para Gijón Mariners, que le acerca a su objetivo de tener el factor campo en la primera ronda de “playoffs”. A pesar del resultado final, no fue una victoria fácil para los asturianos, que se encontraron con unos Black Ravens muy combativos que presentaron batalla. El conjunto gallego evidenció que está en línea ascendente y brilló especialmente en defensa, donde dificultó mucho las acciones del ataque gijonés. Prueba de ello es que al descanso el partido no estaba para nada decidido, con un marcador de 9-0.

Las condiciones meteorológicas, con mucha lluvia y viento, dificultaron el juego de ambas escuadras, que apostaron por el juego terrestre. Por esa vía Mariners consiguió inaugurar el marcador en el primer cuarto, con una carrera de Yasser Iraola (7-0 con el extra-point de Raúl García Caldero). Ya en el segundo periodo, Mariners volvió a llamar a las puertas de la “end-zone”, pero se encontró con un muro. La defensa gallega resistió los cuatro “downs” y recuperó el balón, pero en una zona muy complicada, en su propia yarda 1. Una situación que terminó con un “safety” para los asturianos, tras un mal “snap” del ataque de Black Ravens (9-0). A pesar de sufrir ese revés, los gallegos no bajaron los brazos en absoluto y resistieron todos los intentos del ataque gijonés, con el corredor Javier Castañón como principal protagonista.

En la reanudación, la igualdad presidió el tercer cuarto, sin que ninguno de los dos equipos consiguiera anotar. En ataque Black Ravens intentó reducir diferencias, pero acusó la ausencia de su QB titular Ricardo García, que tuvo que ser sustituido por Rubén Alonso. Aun así, los gallegos nunca se rindieron. En el último periodo, sin embargo, acusaron el desgaste  y eso permitió a Mariners decantar definitivamente el choque. Una intercepción de Hilario Lantarón inició el camino de un nuevo “touchdown”, anotado por el propio receptor asturiano a pase de Marcos Martínez (16-0). En los últimos compases del encuentro, Javier Castañón rubricó su buen partido estableciendo el 23-0 final.