La Liga Nacional Junior 2019 ya tiene finalistas. Los vigentes campeones, LG OLED Las Rozas Black Demons, y Royal Oaks Knights de Alcobendas serán los dos protagonistas de la Junior Spanish Bowl, que se celebrará el próximo domingo 12 de mayo a las 12 de la mañana en el campo de El Cantizal, en Las Rozas. Black Demons, campeones junior las tres últimas temporadas, buscarán su cuarto entorchado consecutivo. Para Royal Oaks Knights será su primera presencia en una final nacional, con el objetivo de levantar su primer título.

En semifinales, Black Demons cumplieron con los pronósticos al imponerse a Gijón Mariners (42-0), a los que ya habían derrotado en la fase regular. Tras adelantarse por 6-0 en el primer cuarto, con un “touchdown” de Jorge García a pase de Hugo Mínguez, fueron decisivos los últimos minutos del segundo parcial, donde los roceños consiguieron dos nuevas anotaciones, la segunda a sólo cuatro segundos del descanso. Primero Lucas Pedretti, tras recuperar un “fumble”, y luego Nacho Quintans, a pase de Mínguez, situaron un 20-0 que ya dejó encarrilada la semifinal para Black Demons. En la reanudación los locales redondearon su clasificación con tres nuevos TD, dos de Álvaro Cansinos (uno de recepción y otro de carrera) y otro del “quarterback” Hugo Mínguez, en jugada de “QB sneak”.

Mucho más igualada fue la otra eliminatoria, donde Royal Oaks Knights se impusieron a Mallorca Voltors por 13-22. El primer tiempo fue un intercambio de golpes. Los baleares se adelantaron con un marcador de 13-0, tras dos “touchdowns” de Marc Amengual y Marcos Molina (uno de ellos con el “extra-point” sumado por Xim Llabrés). En los últimos cuatro minutos del segundo cuarto, sin embargo, el partido cambió de signo y Royal Oaks Knights se marcharon al descanso por delante (13-14). Jaime Cuenca fue el autor de los dos TD del conjunto de Alcobendas, mientras que Jaime Velázquez anotó una conversión de 2 puntos clave para dar la vuelta al marcador. La igualdad se mantuvo en la reanudación, en un tercer cuarto sin anotaciones. Voltors tuvo sus oportunidades, pero al final el choque cayó del lado del conjunto de Alcobendas, que a cuatro minutos de la conclusión sentenció su pase a la final con un nuevo “touchdown” anotado por Jon Etxeberría. La conversión de 2 puntos sumada por Jaime Cuenca dejó el marcador en el definitivo 13-22.

Fotos Lola Morales, Mallorca Voltors