Los vigentes campeones, Badalona Dracs, lo pasaron mal en el estreno de la liga ante Osos Rivas (10-7). En un partido muy igualado, los badaloneses se adelantaron por 10-0 en el primer tiempo pero acabaron pidiendo la hora en una segunda mitad donde los madrileños tuvieron un último ataque para dar la campanada.

A raíz de la ausencia del estadounidense Rafael Hidalgo, que finalmente no fichará por el conjunto de Badalona (llegará otro “quarterback” en los próximos días), Sergi Gonzalo fue el encargado de dirigir el ataque de Dracs. Un pase suyo al norteamericano Marquese Surrell, otro de los fichajes del conjunto de Óscar Calatayud, inauguró el marcador (7-0) en el primer cuarto, pero la ofensiva badalonesa se mostró imprecisa y sin ritmo durante  casi todo el encuentro. La defensa, sin embargo, dio oxígeno a Dracs, forzando una intercepción y un “fumble”. Tras este segundo cambio de posesión, los actuales campeones ampliaron su ventaja con un “fied-goal” de Jordi Brugnani (10-0 al descanso).

En la reanudación Osos consiguieron desactivar al ataque badalonés, que ya no pudo anotar más puntos,  y acabaron interceptando en tres ocasiones a Sergi Gonzalo, dos de ellas con Francisco Javier Corral como protagonista.  Los madrileños, además, recortaron diferencias con un pase profundo del QB Kevin Burke, que demostró que será uno de los jugadores a seguir de cerca esta temporada. Mario Flores capturó el lanzamiento y puso emoción al choque (10-7).

Faltaban menos de cuatro minutos para el final y Dracs intentó consumir el reloj,  pero tuvo que entregar de nuevo el balón a Osos, que buscó el “touchdown” del triunfo. La defensa de Dracs, sin embargo, resistió y evitó la sorpresa.

Fotos: Flash_bdn