Badalona Dracs viajaban este fin de semana a Vejle (Dinamarca) ya sin opciones de pasar ronda en el Campeonato de Europa de Clubes (ECTC), pero los jugadores de Óscar Calatayud se despidieron de la competición continental con una gran victoria en feudo de los Triangle Razorbacks (38-54). El triunfo engrosa el extraordinario palmarés de los badaloneses en competiciones europeas, donde ya acumulan 16 victorias, justo antes de afrontar la Spanish Bowl del próximo sábado 25 de mayo en Murcia (20h). Allí Dracs, vigentes campeones de la Serie A de la Liga Nacional de Fútbol Americano, defenderán el título de liga frente a LG OLED Las Rozas Black Demons.

Ni Dracs ni Triangle Razorbacks se jugaban nada en el envite, tras perder sus partidos frente al otro equipo del grupo, Viena Vikings, pero ambos equipos ofrecieron un encuentro espectacular, especialmente en una primera mitad con muchas alternativas en el marcador. Hasta el descanso los ataques mandaron por encima de las defensas y casi todas las series ofensivas de ambos equipos terminaron en “touchdown”. Dracs sufrió especialmente para detener la explosividad del polivalente Niko Lester, autor de 4 “touchdowns” (2 de carrera y 2 de recepción), pero Razorbacks se vieron impotentes ante el poderoso juego aéreo de los badaloneses, bajo los mandos de un inspirado Hunter Correll (4 pases de TD). El “quarterback” norteamericano de Dracs, además, se mostró imparable y añadió tres “touchdowns” terrestres a su cuenta particular. Partidazo también de los receptores badaloneses, con Taylor Ekstrom (2 TD y 1 conversión de 2 puntos) y Raúl Cernuda (1 TD) a la cabeza, pero sin olvidar a Javier Fernández (1 TD), Guillem García y Sergi Gonzalo, que también tuvieron una gran actuación. César Brugnani, con 1 TD de carrera, y Jorge Ruiz, con cuatro “extra-points”, completaron la anotación del conjunto de Óscar Calatayud.

El primer cuarto fue un intercambio de golpes. Niko Lester anotó en el primer “drive” de Razorbacks, a pase del quarterback americano Reed Gottula (6-0), pero Dracs respondieron rápidamente con la primera asistencia de Hunter Correll a Taylor Ekstrom (6-6). Los daneses, en el “kickoff” posterior al “touchdown”, se adelantaron de nuevo con un espectacular retorno, aunque Dracs no acusaron el golpe y Raúl Cernuda puso el empate con una gran recepción (12-12). Taylor Ekstrom, además, sumó la conversión de 2 puntos y los de Badalona cerraron el primer cuarto por delante (12-14).
El choque continuó por los mismos derroteros hasta el descanso. Triangle Razorbacks anotaron el 18-14, pero Hunter Correll respondió con su primer “touchdown” de carrera (18-20). Tras parar por primera vez al ataque danés, parecía que Dracs podían dar el primer golpe de timón al partido, pero una intercepción al “quarterback” estadounidense de los badaloneses, en su único error del encuentro, acabó con una nueva anotación de Razorbacks (24-20). Aún así, la defensa danesa era incapaz de detener a la ofensiva catalana, que movía las cadenas con mucha facilidad. Hunter Correll, con una espectacular carrera personal de 30 yardas, se resarció de su error anterior para volver a poner a Dracs por delante en el intermedio (24-27).

Tras el paso por los vestuarios el partido empezó a decantarse a favor del equipo badalonés, que en su primera posesión amplió su ventaja con la segunda recepción para TD de Taylor Ekstrom (24-33). Dracs, en la segunda mitad, ajustó su defensa y controló mucho mejor a los jugadores más peligrosos de Razorbacks, mientras que el conjunto danés siguió sufriendo mucho ante una ofensiva badalonesa que se mostró imparable durante todo el encuentro. La explosividad de Niko Lester mantuvo vivas las esperanzas de Triangle Razorbacks (30-33), pero nada más empezar el último cuarto Javi Fernández y Hunter Correll, tras una gran intercepción de Jorge Ruiz, abrieron una brecha (30-47) que ya fue insalvable para los daneses.