Zaragoza Hurricanes lograron su primera victoria del año en Murcia, al imponerse a Cobras por un ajustado 14-17. El QB estadounidense Denzel Hawke Willingham y su compatriota Denzel Duchenne fueron claves en la victoria del conjunto maño. El primero dirigió a su equipo con acierto y el segundo hizo estragos con su explosividad en el juego terrestre, convirtiéndose en una pesadilla para la defensa murciana. Cobras, a pesar de contar con sus nuevos fichajes foráneos, no lograron evitar una derrota que les complica su situación en la tabla (0-2).

La igualdad y la emoción presidieron el choque. Cobras arrancaron con empuje y en los primeros compases pudieron anotar en dos ocasiones. Sin embargo, dos pérdidas de balón (un “fumble” y una interceptación de Denzel Duchenne al “quarterback” Robert Cuda, que debutaba con Cobras) frustraron las opciones murcianas de inaugurar el marcador. Por el contrario, la acción defensiva de Duchenne dio alas a Hurricanes. El norteamericano retornó la interceptación hasta la yarda 45 del campo de Cobras y en la acción siguiente Willingham conectó con Sergio Montaner para situar el balón a 2 yardas de la “end zone”. La ocasión era inmejorable y el propio Willingham, con una carrera, puso a los maños por delante (0-7). A pesar del golpe recibido, Cobras no se amilanaron y respondieron antes de cerrar el primer cuarto, con la primera asistencia de “touchdown” de Robert Cuda a Andy Vera (7-7).

La efectividad de Hurricanes en terceros “downs” fue clave en el segundo parcial, lo que permitió a los maños dominar la posesión del balón, con Duchenne moviendo las cadenas. Un escenario que condujo a un nuevo “touchdown” de los visitantes, con un buen pase de Dustin Willingham a Ángel Javier Marín (7-14 al descanso).
En la reanudación, Hurricanes aumentaron su ventaja con un “field-goal” transformado por Carlos Ángel Corral, que puso el partido cuesta arriba para Cobras (7-17). Los murcianos, a pesar de ir a remolque en el marcador, no bajaron los brazos y se plantaron a las puertas de la “end zone” con las carreras de Antoni Montón, muy activo durante todo el choque. El “drive” lo culminó el QB Robert Cuda, con una carrera exterior (14-17). Quedaba por disputar todo el último cuarto, pero el marcador ya no sufrió cambios, pese a los intentos de ambos equipos, y la victoria viajó finalmente hacia Zaragoza.

Foto Almudena