Foto Lola Morales

Todo listo para la Spanish Bowl 2023, la gran final de la Serie A de la Liga Nacional de Fútbol Americano. Los dos mejores equipos de la temporada, LG OLED Black Demons Las Rozas y Osos Rivas, se darán cita este sábado 29 de abril en la localidad madrileña de Las Rozas para dilucidar quien es el nuevo campeón del torneo. El renovado Centro Deportivo Municipal de El Cantizal, que acaba de modernizar sus instalaciones, será el escenario del choque, que comenzará a las 17:30h y se podrá seguir en directo a través del canal de YouTube de FEFA y en FEFA GamePass gracias a la retransmisión de Live Vuvuzela. Se espera, además, un gran ambiente en las gradas, con dos equipos madrileños en liza. Las entradas para ver el choque costarán 5 euros y se podrán adquirir en las taquillas de El Cantizal el día del partido.

LG OLED Black Demons y Osos repetirán el duelo por el título de la Serie A que ya protagonizaron la temporada pasada, cuando se enfrentaron en una final que tuvo que disputarse en dos partes por culpa de una tormenta eléctrica que obligó a suspender el partido cuando quedaban diez minutos por disputar. Osos terminaron imponiéndose por 28-12, sumando así el segundo título de liga de su historia. Ahora los de Rivas buscarán añadir un tercer trofeo de la Serie A a sus vitrinas. Black Demons, por su parte, jugarán su cuarta Spanish Bowl consecutiva y, tras tres subcampeonatos, quieren inaugurar por fin su palmarés en la máxima categoría del «football» nacional. Los roceños, además, ganaron la Copa de España a principios de temporada y tienen la oportunidad de lograr el doblete.

Black Demons han sido el mejor equipo de la fase regular y llegan invictos a la Spanish Bowl. Encuadrados en Conferencia Oeste, los roceños se mostraron intratables y ganaron todos sus partidos, presentándose a las semifinales con un balance de 8-0. Sus rivales en semis fueron Zaragoza Hurricanes, a los que eliminaron con autoridad por 41-0. Bajo la batuta del técnico estadounidense Sam Eisenstadt, y con el «quarterback» canadiense Theo Landers como gran estrella, el conjunto de Las Rozas cuenta con una plantilla de muchos quilates que quiere confirmar el gran trabajo de formación realizado por el club en los últimos años. El juego terrestre, con Daniel Romero, Marcos de la Mata y Javier Carrasco formando un «backfield» de lujo, es una de las grandes armas del conjunto roceño, que contará además con la explosividad de Theo Landers en las acciones de carrera. El canadiense también es toda una amenaza en el juego aéreo, con una gran nómina de receptores a su disposición, como Matías Castagno, Jorge García Vargas, Alejandro García o los hermanos Jorge y Jesús García-Valcárcel. Un ataque que anota 32,2 puntos de media y que tiene detrás una extraordinaria defensa, que ha encajado sólo 6,1 puntos por partido.

Osos Rivas, por su parte, defenderán la corona conseguida el año pasado tras una temporada donde sólo han perdido dos partidos, los dos precisamente ante Black Demons. Ambos equipos se enfrentaron en dos ocasiones en la Conferencia Oeste y protagonizaron dos choques trepidantes y muy igualados, que se resolvieron por la mínima. Black Demons se impusieron en Rivas Vaciamadrid por un inusual marcador de 2-3, mientras que en el duelo disputado en Las Rozas un solitario «touchdown» dio la victoria a los roceños por 7-0. Todo apunta, pues, a otra gran batalla entre dos equipos que se conocen a la perfección y que cuentan con las dos mejores defensas del campeonato, ya que Osos también presentan los mismos números que el conjunto de Las Rozas (6,1 puntos encajados de media). Los de Rivas, dirigidos desde la banda por el técnico Ricardo Martín, anotan 22,5 puntos por partido, con el QB Sergio Barbero a los mandos y con el «runningback» estadounidense Ronald Tomasello como gran referencia ofensiva. Dos jugadores que brillaron en la eliminatoria de semifinales ante Dracs y que fueron claves para dejar en la cuneta a los de Badalona (21-26). Los receptores David Girón e Iván Iordanov o los defensivos Andy Vera, Sam Taylor, Rodrigo Gardeta y Juan Antonio Escobar son otros nombres propios del conjunto de Rivas, un bloque muy compacto que intentará retener la corona.

Además del trofeo de campeones de la LNFA Serie A, en la final de este sábado LG OLED Black Demons y Osos Rivas también se jugarán la clasificación para la siguiente ronda de la CEFL, la Central European Football League. Esta temporada los dos equipos madrileños son los representantes del «football» nacional en esta competición continental y quedaron emparejados para protagonizar la primera eliminatoria.