Osos Rivas se proclamaron campeones de la Copa de España de Fútbol Americano al derrotar a Lidertel Badalona Dracs por 14-41 en la gran final disputada en el Polideportivo Cerro del Telégrafo de la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, con un gran ambiente en las gradas y con la presencia del Secretario de Estado para el Deporte y Presidente del CSD, José Manuel Franco, que presidió el choque junto con el Presidente de FEFA, José Luis Soler. Además, el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, fue el encargado de realizar el sorteo del “kickoff” inicial.

Dracs llegaban a la cita como vigentes campeones y con una racha espectacular de cinco ligas y cinco copas ganadas de forma consecutiva desde 2016. En esta ocasión, sin embargo, cayeron ante unos Osos que dominaron la final bajo la batuta de un inspirado Sergio Barbero. El “quarterback” de Osos lanzó 5 pases de “touchdown” y cuajó un partido espectacular que le valió el galardón de MVP de la final. El equipo de Rivas había ganado su última Copa en 2009, precisamente ante Dracs, y con este triunfo suma su sexto título en esta competición.

Osos empezaron la final más entonados y en su primer “drive” ofensivo ya pudieron inaugurar el marcador, con un intento de “field-goal”. Un error en el “snap”, sin embargo, dejó sin premio a los madrileños. Dracs, en su primera posesión, tampoco lograron anotar y cuando parecía que el primer cuarto se cerraría con el 0-0 inicial llegó el primer “touchdown” del partido, con la conexión entre Sergio Barbero y Mario Flores (0-7). En este primer tiempo la igualdad fue la tónica dominante, pero con la sensación que Osos tenían más dominado el encuentro. Pese a ello Badalona Dracs intentaron equilibrar la contienda, pero antes de llegar al descanso recibieron otro mazazo con una nueva asistencia de Barbero, en esta ocasión a Iván Iordanov (0-14).

Tras el paso por los vestuarios los de Óscar Calatayud despertaron y en el primer “drive” del tercer cuarto recortaron diferencias con un buen pase del QB Sergi Gonzalo a Raúl Cernuda (7-14). En defensa, sin embargo, los badaloneses, que tenían muchas ausencias, sufrieron mucho ante el juego aéreo de los madrileños, que volvió a golpear para empezar a encarrilar la final. De nuevo Mario Flores y Jorge Martín, a pases de Barbero, dejaron el marcador en 7-28 para los de Ricardo Martín al final del periodo.

Faltaba todo el último cuarto, pero Dracs ya no lograron dar la vuelta al partido pese a volver a anotar con un nuevo “touchdown” de Raúl Cernuda a pase de Sergi Gonzalo. Sergio Barbero completó su enorme partido conectando con Alejandro Tizón y en los últimos compases de la final el joven QB de 18 años Gonzalo Nova cerró el marcador con otra asistencia a Jorge Martín, que situó el definitivo 14-41.

Fotos Lola Morales