L’Hospitalet Pioners y Barberà Rookies protagonizaron una final de la LNFA Serie B de infarto, que no se resolvió hasta los últimos segundos. Un “field-goal” transformado por Jaume Llinás, con tan solo 11 segundos en el reloj, acabó decantando un auténtico partidazo, donde los dos equipos merecieron el título. La igualdad fue máxima durante todo el encuentro, pero en el último suspiro Pioners alcanzaron la gloria, cerrando una temporada espectacular donde se han proclamado campeones sin perder ningún partido. Con su triunfo, además, el histórico conjunto de L’Hospitalet consigue el billete para poder volver a la máxima categoría del “football” nacional, la Serie A. Jaume Llinás, autor del “field-goal del triunfo y que también anotó dos “touchdowns”, se llevó el galardón de MVP de la final, en un partido donde también fue clave la labor del QB estadounidense de Pioners, Zach Edwards, que lanzó tres pases de “touchdown”. Por parte de Rookies, el QB Sean Brooks (1 TD de carrera y dos pases de anotación) y Álex Pacheco, autor de dos TD, lideraron al equipo de Eduardo Torrecillas.

La final fue un toma y daca constante, donde los dos equipos nunca dieron su brazo a torcer. Tras un primer cuarto sin anotaciones, Rookies golpearon primero al inicio del segundo parcial, con una carrera exterior del “quarterback” Sean Brooks (0-7). La respuesta de Pioners, sin embargo, fue inmediata y Edwards conectó con Jaume Llinás para igualar la contienda (7-7). Una gran carrera de Hasday Arias acercó de nuevo a Rookies a la “end zone” rival, y los de Barberà del Vallès no perdonaron. Brooks conectó con Álex Pacheco para volver a poner por delante a los suyos (7-14). Quedaban sólo tres minutos para el descanso, pero Pioners los aprovecharon a la perfección para empatar de nuevo el partido. A sólo 5 segundos del intermedio, Edwards encontró de nuevo a Jaume Llinás en la “end zone” para establecer el empate a 14 con el que los dos equipos se marcharon a los vestuarios.

En la reanudación Rookies tuvieron el primer turno de ataque, pero la defensa de Pioners consiguió detener a la ofensiva dirigida por Sean Brooks y recuperar el oval. Los de Bart Iaccarino, además, lograron ponerse por delante con otra asistencia de Zach Edwards, en este ocasión a Jordi Torrededia (21-14). Una gran jugada de engaño de Rookies, con un doble pase, puso de nuevo a los de Barberà del Vallès en la “red zone”, con opciones de volver a anotar, pero los de Eduardo Torrecillas se fueron de vacío. En cuarto “down” buscaron el “field-goal”, pero la patada salió desviada. Aún así, Rookies no se rindieron y ya en el último cuarto se aferraron al partido gracias a su defensa, que forzó un “fumble” para recuperar el balón y evitar así que Pioners abrieran una brecha definitiva en el marcador. El equipo de Barberà capitalizó a la perfección ese “turnover”, situando el empate a 21 con la conexión entre Sean Brooks y Álex Pacheco (21-21). La final volvía a estar en el aire y los últimos minutos fueron de infarto, pero Pioners, con un último “drive” que les llevó hasta las puertas de la “end zone”, acabaron levantando el trofeo gracias al acierto de un Jaume Llinás que se llevó merecidamente el galardón de mejor jugador del partido.

Revive la gran de la Serie B aquí: https://youtu.be/htPUkFIR3lY

Fotos FEFA