Jornada redonda para Barberà Rookies, que les coloca muy cerca de conseguir el billete para las semifinales de la Serie B. Su victoria ante Valencia Firebats (32-18), combinada con la derrota de Valencia Giants ante Alicante Sharks (19-21), les deja en solitario en la segunda posición de la Conferencia Este y con todo a favor para asegurarse su presencia en los “playoffs” por el título. Firebats, por el contrario, quedan ya fuera de la lucha tras esta nueva derrota, que les deja con un balance de 1-4 con un partido por jugar.

Rookies empezaron el choque muy enchufados, interceptando en dos ocasiones al QB de Firebats, Fernando Altarriba, y aprovechando esos dos “turnovers” para subir dos “touchdowns” en el marcador. El primero con un pase de Sean Brooks a Guillem Trigueros, que protagonizó una gran recepción en la “end zone”, y el segundo con otro lanzamiento del QB estadounidense, en esta ocasión a Hasday Arias. En este segundo TD Rookies vieron bloqueado el intento de “extra-point”, lo que dejó el resultado en 13-0.
A pesar de encajar estos dos mazazos, Firebats reaccionaron en el segundo cuarto y la conexión entre Fernando Altarriba y Alejandro Silvestre funcionó a la perfección para recortar diferencias (13-6 tras otro punto extra bloqueado). Los valencianos mejoraron en esta fase del encuentro y buscaron igualar la contienda, pero la defensa de Rookies se mantuvo firme para mantener al equipo por delante en el marcador.

En la reanudación otra intercepción frustró las esperanzas de Firebats y Álex Pacheco, en funciones de “quarterback”, conectó con Sean Brooks, ahora en labores de receptor, para ampliar la ventaja local (19-6). A partir de ese momento el partido entró en una fase de igualdad, con las defensas imponiéndose a los ataques, y el tercer cuarto se cerró sin novedades en el marcador. En el último parcial Fernando Altarriba encontró a Roque Alarcón para mantener a Firebats dentro del partido (19-12), pero la alegría valenciana duró muy poco. En el “kickoff” posterior al “touchdown”, Hasday Arias se marcó un espectacular retorno, cruzando todo el campo desde su propia “end zone”, que sentenció definitivamente el choque (25-12). Firebats no bajaron los brazos y siguieron peleando, pero Sean Brooks, poco después, redondeó el triunfo de Rookies con un “touchdown” de carrera (32-12). En los instantes finales un pase de Fernando Altarriba a Javier Martínez estableció el definitivo 32-18.

Foto Mikel Trigueros