Murcia se convertirá este próximo sábado 25 de mayo en el epicentro del fútbol americano nacional. La ciudad albergará las finales de la Serie A y de la LNFA Femenina, en una gran fiesta que decidirá a los campeones y campeonas de la temporada 2018/2019.  La jornada arrancará a las 12 de la mañana en el Estadio José Barnés con la disputa de la Woman Spanish Bowl, que enfrentará a las vigentes campeonas, Barberà Rookies, con Valencia Firebats. Será una final inédita, ya que las valencianas llegan por primera vez al choque decisivo por el título. Por el contrario, para Rookies la del sábado será su novena final consecutiva. Las de Barberà del Vallès son el equipo más laureado del fútbol americano femenino en nuestro país, con siete títulos en sus vitrinas, y aspiran a conquistar su quinta liga consecutiva. La entrada al Estadio José Barnés para ver el choque será gratuita.

Tras la final femenina, la fiesta continuará por la tarde en el Estadio de la Vieja Condomina con la disputa de la Spanish Bowl, por el título de la LNFA Serie A. Allí se enfrentarán los vigentes campeones, Badalona Dracs, y LG Las Rozas Black Demons, que debutan en una final. El choque arrancará a las 8 de la tarde pero desde las 17:30h todos los aficionados podrán disfrutar de una espectacular “Fan Zone” instalada en el aparcamiento de la Vieja Condomina, con actuaciones musicales con dj’s, zona de restauración, juegos de habilidad y una liga del videojuego “Madden”. Además, durante el descanso de la final, dentro del estadio, actuará el DJ Veluzz. La entrada a la “Fan Zone” será gratuita, mientras que las entradas para ver el partido se podrán adquirir en las taquillas de la Vieja Condomina al precio de 10 euros. Las dos finales serán retransmitidas en directo por LaLigaSports.

El campeón y el aspirante

Badalona Dracs y LG OLED Black Demons se enfrentarán por primera vez en una final de la Serie A. Dracs son todo un clásico del partido por el título y la final del sábado será la decimoséptima de los badaloneses en 25 ediciones de la LNFA. Además, será su séptima final consecutiva. Desde 2016 su hegemonía en la liga es absoluta y en Murcia pueden encadenar su cuarto título, que sería el décimo de su historia. L’Hospitalet Pioners, con seis ligas en su haber, y Valencia Firebats, con 4, siguen a los badaloneses al frente del palmarés de la competición.

Dracs llegan a la final tras haber firmado otra temporada perfecta, con diez victorias en diez partidos (8 de liga regular y 2 de “playoffs”), y además lo han hecho con unos números espectaculares. Los vigentes campeones tienen el mejor ataque de la liga (50,7 puntos de media) y la mejor defensa (8,6 puntos encajados por choque) y ningún equipo ha conseguido poner en riesgo su imbatibilidad. El “quarterback” estadounidense Hunter Correll ha sido el mejor lanzador del año con 51 pases de “touchdown” y viene de exhibirse en competición europea. Dracs jugó este pasado sábado en Dinamarca, venciendo a los Triangle Razorbacks (38-54), y el norteamericano protagonizó un auténtico recital, con 4 pases de “touchdown” y 3 TD de carrera. Sin embargo, el potencial de los badaloneses recae también en la calidad de su  plantilla nacional, con una línea ofensiva que da mucho tiempo al “quarterback” norteamericano y con una extensa y peligrosa nómina de receptores. El también norteamericano Taylor Ekstrom (12 TD), Guillem García (15 TD), el “tight end” Raúl Cernuda (8 TD) y los corredores Edu Morlans y Javi Fernández han realizado una gran temporada y siempre son una amenaza para el rival. Un ataque temible, especialmente en el juego aéreo, pero que tiene también detrás una gran defensa, liderada por Felipe Archilla y el norteamericano Terrell Woods (8 “sacks” cada uno). Los de Óscar Calatayud, que este año cumple su decimotercera temporada al frente del equipo, cuentan además con una gran experiencia en este tipo de partidos, aunque llegarán con menos descanso que sus rivales por el viaje a Dinamarca del pasado fin de semana. Tras cerrar la liga regular sin fallo (8-0), los badaloneses se clasificaron para la final al eliminar a Zaragoza Hurricanes en cuartos (49-0) y a Murcia Cobras en semifinales (40-20).

LG OLED Las Rozas Black Demons, por su parte, afrontan su primera final de la Serie A tras una temporada donde sólo han encajado una derrota. Fue en la liga regular, en feudo de Murcia Cobras (39-34), y ese resultado relegó a los roceños al tercer lugar de la clasificación (7-1), por detrás de Dracs (8-0) y Camioneros (7-1). En los “playoffs”, Black Demons eliminaron a Valencia Firebats en cuartos (63-40) e hicieron lo propio ante Camioneros de Coslada en semis (13-33). El equipo que dirige Sebas López cuenta también con un ataque explosivo, el segundo mejor de la liga (48,1 puntos por choque), y una defensa que a pesar de no llegar a las cifras de Dracs también ha estado entre las mejores (13,2 puntos encajados de media). La pareja estadounidense que forman el “quarterback” Trenton Jones (35 pases de “touchdown”) y el receptor Evan Altizer, máximo anotador de la competición con 156 puntos, son sin duda los líderes de la ofensiva de Black Demons, que como en el caso de Dracs también ha brillado en el juego aéreo. Junto con Altizer, Black Demons también cuenta con un gran cuerpo de receptores, con Sergio Condés (8 TD i 48 puntos), Jesús Pérez (42 puntos) e Ignacio Ortiz (30) a la cabeza. En el juego terrestre, y también en las jugadas de pase corto, otro hombre clave para el ataque roceño es el “runningback” Marcos de la Mata, que ha cuajado una gran temporada siendo el segundo máximo anotador del equipo con 92 puntos.

Dracs y Black Demons no se han enfrentado esta temporada en la liga, pero sí lo hicieron el pasado mes de diciembre en la gran final de la Copa de España, que se celebró en Guadalajara. Dracs se mostraron intratables y levantaron el título tras imponerse por 24-0 con el línea defensivo Felipe Archilla, que sumó dos intercepciones, como MVP del partido. En ese encuentro de Copa, sin embargo, no se podían alinear jugadores “imports”, cosa que si sucede en la Liga Nacional. Todo apunta a un partido muy diferente, que promete ser un gran espectáculo por el estilo ofensivo y espectacular de ambos equipos y por la presencia, en el terreno de juego, de buena parte de los mejores jugadores de la temporada.

 

Rookies, el rival a batir

En la final de la LNFA Femenina, Barberà Rookies se presentan un año más como las grandes favoritas. Han ganado siete de las ocho ligas femeninas disputadas hasta la fecha y sólo en 2015 Black Demons consiguieron romper su hegemonía. Esta temporada han vuelto a dominar la liga regular si conocer la derrota (8-0) y sólo Valencia Firebats han podido seguirles el ritmo (6-2). Aún así, en los dos enfrentamientos directos las valencianas no consiguieron vencer al conjunto catalán (8-30 en Valencia y 28-14 en Barberà del Vallès). Firebats, a pesar de todo, intentarán romper los pronósticos en una temporada donde han estado a un gran nivel y se han consolidado entre las mejores, con la QB Alicia Miguel (13 pases de TD), Natalia Álvarez (5 TD), Ana Leal (5 TD) y Gloria El-Adaisi (5 TD) como jugadoras más destacadas. Las valencianas han anotado 29 puntos de media y han recibido 12,8 por partido.

Rookies, por su parte, cuentan con un bloque de jugadoras que llevan muchos años juntas y que juegan prácticamente de memoria. La polivalente Sabrina Marques, máxima anotadora de la temporada (109 puntos), ha sido su líder durante todo el año, junto con la QB Mónica Rafecas (9 pases de TD), la receptora Patricia Meixide y las “runningbacks” Alba Izquierdo y Anna Fernández. Las de Barberà del Vallès han firmado el mejor ataque de la LNFA Femenina, con 33 puntos de media, y la mejor defensa, encajando menos de un “touchdown” por partido (5,3 puntos). La experiencia estará del lado de las vigentes campeonas, pero Firebats llegan a Murcia con la ilusión de conquistar su primer título nacional en categoría femenina.

 

Fotos Lola Morales – Thorsten Lux