Practicar deporte de forma segura es el objetivo principal de la Federación Española de Fútbol Americano (FEFA) y Sport Pulse, que esta temporada han unido esfuerzos en el marco de la prevención de la Muerte Súbita Cardiaca en jóvenes deportistas. A raíz de este acuerdo, los integrantes del Team Spain junior se sometieron a un completo Reconocimiento Cardiológico Deportivo (RCD). Las pruebas, practicadas por un equipo de cardiólogos y enfermeras, se realizaron el pasado 18 de abril, durante la concentración que el equipo realizó en Las Rozas.

Los reconocimientos, muy exhaustivos, constaron de 5 fases. En primer lugar los especialistas recopilaron la máxima información posible de cada jugador, con el objetivo de conocer si el deportista o sus familiares directos han tenido anteriormente algún síntoma o dolencia que le predisponga a padecer una enfermedad cardiaca. Luego se realizó el reconocimiento físico, con la auscultación, la toma de presión arterial y de pulsos periféricos. En tercer lugar, cada jugador se sometió a un Electrocardiograma en reposo de 12 derivaciones. Esta prueba, junto con los dos pasos anteriores, es la base del reconocimiento cardiológico previo a la competición que recomiendan la mayoría de las sociedades científicas internacionales.

Por último, se practicó una Ecocardioscopia, que permite obtener imágenes en movimiento del corazón, lo que aporta información sobre su tamaño, fuerza, y movimiento, y una Monitorización en Esfuerzo, para evaluar el comportamiento del corazón en la práctica deportiva intensa, hasta llegar al máximo esfuerzo posible del deportista y su posterior recuperación. Con todos estos datos, los cardiólogos de Sport Pulse emitirán un informe detallado y personalizado de cada deportista, con el objetivo que pueda practicar deporte con la mayor seguridad posible de tener un corazón sano.

Fotos Lola Morales