Las dos finalistas del año pasado comenzaron pisando fuerte y lograron dos contundentes victorias en la jornada inaugural de la Liga Nacional Femenina 7×7. Las vigentes campeonas, LG OLED Black Demons Las Rozas, no dieron opción a Zaragoza Hurricanes, imponiéndose por un contundente 0-54. Olga Sotillo, con cuatro «touchdowns», encabezó el triunfo de las roceñas. Cristina Gómez, Elvira Núñez y Mar Hernández sumaron los otros tres TD conseguidos por las defensoras del título, que demostraron que quieren mantener la corona de campeonas.

Barberà Rookies, por su parte, ganaron con autoridad a Granada Valkirias en su estreno en la Conferencia Este (0-51). Elena Leiva (3 TD) y Allison Rodríguez (3 TD) lideraron el triunfo de las subcampeonas, donde también anotaron Sabrina Marques y Patricia Meixide. En el otro encuentro inaugural de la Conferencia Este, Barcelona Búfals derrotaron a L’Hospitalet Pioners por 20-0, con dos «touchdowns» de Lara Alabert y otro de Nuria Vera.

El choque más igualado de la primera jornada lo protagonizaron Osas Rivas y Valencia Firebats en la Conferencia Oeste. Las madrileñas terminaron imponiéndose por 27-26, tras remontar en la segunda parte. Osas dominaron el primer cuarto (7-0) y Firebats, el segundo. Las valencianas anotaron 20 puntos en este segundo periodo y llegaron al descanso por delante (14-20). Las espadas continuaron en todo lo alto en la reanudación, con Firebats todavía por delante (21-26). Sin embargo, en el último cuarto, un TD de Elena Popa, que sumó cuatro en su cuenta particular, decantó finalmente la balanza a favor de Osas. Por parte de Firebats, Dolores Nsue fue la mejor con tres «touchdowns». La francesa Lilou Delayen convirtió otro TD para las valencianas, que dieron la cara a pesar de afrontar el debut liguero con un roster muy corto.

Foto Paula González

WordPress Image Lightbox